EL CÓMO IMPORTA

Este virus no puede con la sonrisa, no está programado para vencer a la solidaridad, se achica frente a la generosidad, se defiende en la guerra, pero no tiene armas contra la paz.