Acompañar vs Hacer compañía 

Me lo imagino solitario, feliz y libre

No me imagino a este perro acompañando a un dueño, sometido a la vera de nadie ni obligado por ninguna voz de mando. 
Mas bien pienso que es un perro de los que zascandilea por mil calles, para en cada árbol, hurga pepeleras y lo huele todo. 
Me lo imagino solitario, feliz y libre.


Y cuando le veo en el escalón... Cómo está sentado y apretado al compañero, casi empujando, mirando al infinito para no tener que enterarse de si estorba. No se va a mover y se ve. 
Fabulosa compañía.


Esta imagen me ha dado una distinción sutil: acompañar vs hacer compañía.
Acompañar es ir a tu lado donde tu vayas
Hacer compañía es estar donde tu estés. No importa cómo ni por dónde haya llegado a tu lado.

 

La primera me parece cómplice.

La segunda, incondicional.

 


Adoración Romero