CONTRAPUNTO: ¿TE APUNTAS?

Creo que es un buen momento para encontrar mensajes que nos den la vidilla que necesitamos sin llegar a los éxtasis que nos están proponiendo.
Esto no pretende ir en contra de nada.
Solo quiero ocuparme de los que prefieren cambiar de música y encontrar su baile.


Mi deseo sería ayudar a distinguir posibilidades a los que ya no pueden absorber tanto positivismo. Creo que hay muchas personas saturadas de mensajes sobre los sueños que deben tener y cómo ir a por ellos, la felicidad en cuatro pasos (un, dos, tres y cuatro), todas ellas empachadas de lo que no consiguen porque no quieren…y un sinfín de recomendaciones que estareis reconociendo seguro.

El problema de estos mensajes no es solo que parezcan vacíos, es que ya llegan a producir rechazo y a veces hasta hacen daño al que no está en su mejor momento. Una pena porque ha sido el puro abuso de frases hechas, insensibles a infinidad de matices, lo que los ha convertido en infumables.

Yo veo que el día a día tiene una brega diferente y pienso que es preciso reconocerla en su propio idioma, necesitamos asumirla y afrontarla con un lenguaje cercano y claro, que nos llegue fácil para poder captar posibilidades en nuestra situación. No todos tenemos la capacidad de motivarnos con lo que nos parece un desastre, de creer en nosotros porque lo valemos, de seguir un camino incierto, de ensayar en nuestros problemas las experiencias y los métodos de otras personas que han conseguido sus logros venciendo graves barreras.
A veces nuestro momento tiene otro ritmo y preferimos escuchar un lenguaje diferente.

Tú decides:

 

 

¿TE APUNTAS AL CONTRAPUNTO?
¿ SI ?

¡NOS VEMOS POR AQUI!

 

Adoración Romero

23 de Octubre de 2018