Seis tipos de seguidores y seis principios para cuidarlos.

 

 

Los "FOLLOWERS", esos amigos invisibles. 

¿Alguien me puede decir por qué una vez que suben en número, empiezan a bajar después? Un efecto acordeón,  para mí tan desconcertante, como algunos momentos de la Bolsa cuando alza o cae sin que haya ocurrido nada muy espectacular de ayer a hoy. Reconozco  que a menudo me encantaría saber quién es el que “va y viene”, pero ni con un número muy controlado de seguidores  consigo afinar tanto.

Con alguna teoría sobre lo que me pasa a mí, tengo detectados seis tipos de seguidores:

 

Seguidores que van de “pesca” descarada – Aquellos que aparecen y si en 24 horas no les devuelves el clic… desaparecen sin más. Ahora estoy, ahora no. Curioso. Supongo que necesitan cantidades ingentes de seguidores para ganar algún concurso y no pueden perder tiempo.

 

Seguidores  de “pesca” descarada y con un poco de paciencia – Aquellos que tiran el anzuelo, (te siguen); te enganchan, (les sigues); y cuando tienen tu “más uno” en sus filas, dejan de seguirte. Muy bonito. Pero como me interesan, tengo claro que mi interés está por encima de su desaire.

 

Seguidores que no pueden soportar que les dejes – No sé cómo se enteran. Supongo que debe existir alguna suerte de arañas tuiteras -rastreadoras, que se chivan de que alguien ha abandonado las filas de la fidelidad. Me pasa que aligerar un poquito la lista de los que sigo, (más que nada para que no se me caigan los ojos al suelo de tanto leer “todo” de “todos”), a veces aligera el mismo número de followers. ¿Será que el principio de Arquímedes pasaba por aquí?  Curioso.

 

Seguidores que te siguen después de recibir un clic – Me gustaría que fuera interés mutuo, pero si es cortesía lo agradezco igualmente.

 

Seguidores que sabes que te siguen a  lo que haga falta, (aunque no sea Twitter, también).

 

Seguidores que te quieren seguir – Lo agradezco de veras,   y me esfuerzo por decir algo de modo diferente, aunque sea sabido. Pero diferente.

 

Es seguro que todos tenemos  gusto por tener seguidores y se celebran los hitos importantes, creo que con razón, cuando se van “cumpliendo números”. 

Y reflexionando sobre todo esto y sobre cómo poder crecer a cuerpo limpio, (por supuesto sin echar mano de las técnicas de crecimiento artificial),  creo que hay aspectos importantes a cuidar con los seguidores que tenemos y lo que les contamos:

 

1- Respetar

2- Ser fiel a uno mismo.

3 - Procurar no empeñarse en estar muy presente y sin sustancia.

4 - Sentirse orgulloso de  los seguidores que están contigo e interesarse por ellos: saber qué hacen, qué les interesa, qué escriben, a quien más siguen…

5 - Agradecer a todos, a los que están y también a los que fueron efímeros pues estuvieron presentes en algún momento.

6 - No sentir vergüenza por no tener tropecientos followers  y sentirse acompañado y motivado con los que están contigo.

 

Pienso que así,  con el tiempo y poco a poco se irán sumando  y seremos más y mejores (yo me incluyo, también me sigo). 

(Adoración Romero -  10 de Abril de 2014)

Recomendar esta página en: