Título

Los Cuentos de Dorita: El Huevo de Pascua

 

 

 

Cuando llega la época de Semana Santa y tengo oportunidad de estar con niños, me encanta regalarles un Huevo de Pascua, grande y con un lazo muy vistoso.

Siempre les ha hecho una ilusión por encima de lo esperado porque, si lo pensamos, no tiene mucho sentido dar saltos de alegría por chocolate.

 

Sin embargo, creo que puedo adivinar alguna de las razones por las que los chavales lo celebran tanto.

 

1 - Se sienten ganadores de una batalla que tenían casi perdida.

Llevan una semana pidiendo un huevo a sus padres al pasar por los doscientos sitios que los tienen a la venta,  y siempre obtuvieron la misma respuesta: 

    

    -  Ya te he dicho que no, que eso es una tontería

 

2 - El huevo suena cuando lo mueven… ¿qué tendrá dentro? 

El momento de imaginarse grandes sorpresas encerradas en la panza del huevo es fabuloso y además dura un buen rato, (sobre todo porque ninguna madre deja romper el huevo antes de comer).

 

3 - Apetece hacer el bruto para romperlo.

Contra la cabeza del primo, con un martillo que nunca dejan, (pero para el huevo sí…), de un puñetazo, patadón…

 

4 - Aparece la sorpresa que sonaba…

Me suelen mirar de reojo disimulando malamente su gran decepción cuando salen tres bombones mareados del interior.

 

5 - Se sienten entendidos.

Me asomo al cascarón y les libero del compromiso de hacer como que les ha encantado lo que han sacado de dentro. Con mi mejor cara de asco les digo al oído un secreto:

 

     - …“¡¡qué guarrería de sorpresa!!!!

 

6 - Son los dueños del cotarro.

Todos los mayores hacen cola mendigando un poco del huevo y ellos disfrutan dando minúsculos trocitos.

 

Y se lo suelen comer todo entre miles de palabras sueltas: daño, empacho, diarrea, tripa, …

 

No les debe pasar nada demasiado malo pues al año siguiente, cuando les vuelvo a ver por estas fechas de Pascua, parece que me dan un beso pero en realidad me están preguntando al oído:

 

    - ¿Me has traído un huevo? -

 

 

¿A que lo tengo que llevar?

 

 

Adoración Romero - 16 de Marzo de 2016.